viernes, 29 de febrero de 2008

Ante la queja popular, el Ayuntamiento de Zaragoza estudiará el tráfico del Barrio de Casablanca

29.2.2008.

Ante la queja popular, el Ayuntamiento de Zaragoza estudiará la ordenación del tráfico en los alrededores del Canal Imperial en Casablanca.

 

En la reunión mantenida con los vecinos, el concejal Becerril ha ofrecido priorizar la ejecución del proyecto de urbanización de las calles Marcelino Álvarez y El Greco, y estudiar la posibilidad de dotar de doble sentido a la calle General Capaz en esta zona cuando se redacte la 2ª fase del ámbito U-22 de las riberas del Canal

 

El Ayuntamiento estudiará mejoras para el tráfico en las obras del entorno del Canal Imperial en Casablanca

Zaragoza, jueves, 28 de febrero de 2008.- El consejero de Infraestructuras y Participación Ciudadana, Antonio Becerril, acompañado por el concejal de conservación de Infraestructuras, Luis Alberto Laguna, han mantenido esta mañana una reunión con los representantes de la Asociación de Vecinos "Tomás Pelayo" para exponerles el estado actual de los trabajos en el ámbito U-22 del Plan de Acondicionamiento de las Riberas del Canal Imperial, Margen Derecha en Casablanca, y de las posibilidades de actuación para mejorar el tráfico rodado en la zona.

A la reunión han asistido también responsables técnicos del área de Infraestructuras y Participación Ciudadana y del Servicio de Movilidad Urbana, por parte del Ayuntamiento, y de la Confederación Hidrográfica del Ebro (ministerio de Medio Ambiente), que está ejecutando los trabajos.

En ella, ante la petición vecinal para que se lleve a cabo la demolición de lo ejecutado en la calle General Capaz, entre las calles Sagrada Familia y Encinacorba, para ensanchar la calzada y disponer de doble sentido en este tramo, y así facilitar a los vecinos de la zona un acceso más directo, se les ha explicado que el estado actual de las obras no permite variaciones de esta envergadura por su avanzado estado de ejecución, ya que están ejecutados todos los servicios de agua, alcantarillado, alumbrado, etcétera, así como los bordillos y rigolas colocados para proceder al asfaltado de forma inminente.

Además, se les ha recordado que el proyecto cumple los planteamientos y las disposiciones del Plan General de Ordenación Urbana y del Plan Espacial del Canal Imperial de Aragón, y que el Plan de Riberas del que forma parte el proyecto fue expuesto y ampliamente debatido en unas jornadas que se celebraron en el Centro de Historia antes de su salida a exposición pública, precisamente para que todas las entidades, asociaciones, colectivos y juntas municipales afectadas pudieran conocerlo y realizar las alegaciones que consideraran oportunas. Es este caso concreto, el referido al ámbito U-22 de las Riberas del Canal, recoge el mismo planteamiento que en el resto de los tramos, es decir, la dotación del mayor espacio posible para zonas verdes y peatonales, y la reducción del tráfico rodado a un carril en un único sentido.

Asimismo, se ha explicado a los representantes vecinales que el proceso administrativo para poder desdoblar en doble sentido el tramo de la calle General Capaz entre las calles Sagrada Familia y Encinacorba sería complejo y largo en el tiempo, ya que exigiría la paralización de las obras actuales, que no estarían finalizadas a tiempo para la Expo 2008, realizarse un nuevo proyecto que debería ser aprobado municipalmente por las mismas instancias que el actual, para posteriormente ser remitido al Ministerio de Medio Ambiente quien, por su parte, debería aprobarlo, dotarlo económicamente y licitarlo, antes de la ejecución del nuevo proyecto. Esta solución ha sido considerada técnicamente inadecuada por los retrasos que conllevaría.

Por ello, la solución más factible y eficaz que se ha propuesto a los vecinos para mejorar el tráfico de la zona pasaría por la priorización del proyecto de urbanización de las calles Marcelino Álvarez y El Greco, a lo que se ha comprometido Becerril una vez que esté solucionado el proceso de expropiación de los terrenos que actualmente está en marcha, con lo se evitaría el paso de los vecinos por la calle Argualas y se reduciría tanto el recorrido y el volumen de tráfico que actualmente soporta. Además, el Ayuntamiento también se ha comprometido a estudiar las propuestas vecinales de modificación de la calle General Capaz cuando se redacte la segunda fase del proyecto de la U-22, que se ejecutará en cuanto se disponga del suelo necesario, proceso que actualmente también está en marcha.