lunes, 21 de julio de 2008

El tan-tan del cambio

21.7.2008.



Por: Federico Rodríguez

Se siente y se escucha en la calle. El cambio de líderes populares en Aragón y Zaragoza es un hecho, falta confirmarlo en los Congresos.

1 comentarios


El tan-tan del cambio

Cartas y Artículos

Se siente y se escucha en la calle. El cambio de líderes populares en Aragón y Zaragoza es un hecho, falta confirmarlo en los Congresos.

Rajoy, con acierto o sin él, ha iniciado el cambio en el Partido Popular. Un análisis imparcial de sus resultados electorales le deja claro que "ha perdido las elecciones frente a un incompetente Zapatero" y se ha planteado cambiar a todos menos a él.

Otros analizando el fracaso popular propusieron cambiar el candidato.

Pero el Congreso Nacional de los populares confirmó la propuesta de Rajoy... nuevas caras menos la suya. Y esas caras son "un nuevo modo de hacer política", más tolerante y más ambiguo. Lo de la tolerancia les abrirá puertas... la ambigüedad está haciendo daño al PP de Rajoy. Pero el resultado lo dirán las urnas.

En Aragón, el señor Alcalde se ha mostrado como un señor y ha afirmado que él abre el melón al congreso regional... es la hora de otros. Lleva demasiados fracasos electorales y su sentido común le dice que el candidato ya debe ser otro. Dicen que está la batalla en los dos antonios. Suárez o Torres, Torres o Suárez. Depende de esa negociación el futuro de los siguientes cambios... los provinciales.

¿Hay algún candidato que pueda aglutinar y ser renovador en el partido popular aragonés? Parece que no es todavía el caso. Por eso, Iglesias advierte al PAR: "sin el PSOE" no tienes otra opción de gobierno en esta tierra, deja de enredar. Aviso "desgraciadamente" realista.

Pero, en Zaragoza el cambio también es una necesidad. Haciendo eco a Buesa... se puede decir que la renovación y las caras nuevas es "estar con Rajoy"... exactamente lo correcto sería, si quiere de verdad estar con el líder nacional "dar un paso adelante" y ofrecer su cargo. Porque según todos los indicios, su estado es hoy por hoy el de la soledad.

En la provincia de Zaragoza todos están prácticamente unidos por el recambio... y hay una opción de cambio renovador y con recorrido político. Ahora es cuestión de consumar los pactos con la mínima sangre posible.

Prácticamente todos los "barones" están de acuerdo. Quizá uno está entre las dos cuerdas, pero sabe que en el lado de la "continuidad"... sólo hay soledad. Los rumores dicen que juega para obtener una tajada mayor en el pacto de TODOS... pero podría encontrarse con la SOLEDAD, y la soledad no suma.

Parece ser que el PP zaragozano sabe que debe cambiar caras y lo tiene claro.

Ahora es cuestión que el nuevo hombre fuerte, probablemente hombre de Rajoy, sepa sumar, dar cancha a la gente, no acaparar cargos en su camarilla, restañar viejos resentimientos y promocionar a los jóvenes con capacidad e ideales, y con una ambición que no les lleve a utilizar "cualquier medio". Pero esto es política, no una obra de caridad.

Y en política los pactos se hacen según las coyunturas. Dentro de un mínimo de principios hay mucho del "arte de lo posible". Y hoy es prioritario lo "posible" del relevo.

frid