martes, 30 de noviembre de 2010

Modesto Lobón: “Las Juntas de Distrito, en materia de descentralización, son casi un pasatiempo político porque no valen para nada”

Por: Pablo Cortés

Zaragozano y actual Vicesecretario General en Política Sectorial, Modesto Lobón abre las puertas de su despacho en el Ayuntamiento para hacer balance de la actual situación del distrito de Casablanca, de Zaragoza y de Aragón. La falta de economía en el distrito, el proyecto del tranvía, los últimos coletazos del debate sobre el estado de la ciudad, así como, el futuro del Partido Popular en Aragón son los temas principales que se trataron en la entrevista.

 
PREGUNTA: ¿Cómo valora con estos años de experiencia la situación del distrito?

RESPUESTA: La experiencia muy interesante. Lo que pasa es que es muy frustrante al mismo tiempo porque las Juntas de distrito no tienen capacidad prácticamente para nada y son inservibles. Hay que decirlo así y con todos los respetos a quien proceda porque la política de descentralización del Ayuntamiento es prácticamente anecdótica, las Juntas de distrito en materia de descentralización son casi un pasatiempo político porque no valen para nada. Están pendientes de una reforma que no llega y lo más acuciante todavía es que en el debate sobre el estado de la ciudad, el alcalde ni las ha mencionado, lo que quiere decir que el alcalde pasa, como se dice en los términos coloquiales, de las juntas de distrito.

P: Hagamos balance, ¿en qué proyectos se ha trabajado durante estos años?

R: No se ha llevado a cabo ninguno, es más tengo una relación del conjunto de necesidades de infraestructuras y equipamientos que hacen falta en Casablanca que ya la pedimos en los pasados presupuestos y no se hizo nada. Lo más urgente y necesario es la construcción del Centro Cívico polivalente en la calle Mercader, un asunto que está pendiente desde hace 27 años. El alcalde dijo que antes de que se acabara la legislatura se iba a dar un paso sustancial y no se ha hecho absolutamente nada. Este es uno de los más graves porque podría aliviar la escasez de equipamientos que hay.

P: El tranvía ha sido la gran infraestructura de este año tanto para Valdespartera, Casablanca, como el centro de Zaragoza. ¿Qué valoración hace de esta obra?

R: El tranvía afecta vertebralmente a todo el distrito de Casablanca. Respecto al tranvía yo creo que es un error estratégico y el mayor fracaso del alcalde Belloch. Supone colocar a la ciudad en una infraestructura de transporte que no va a solucionar problemas, sino que además va a crear nuevos. Además, hipoteca la verdadera solución que vendría, a mi juicio, con una red de metro que uniría la ciudad con el área metropolitana. Yo creo que esa es la gran ocasión perdida de esta corporación que afecta a todo el distrito y al eje vertebral de la ciudad. Me parece un disparate y además, ya que está hecho el tranvía con falta de audiencia a los vecinos que están clamando que las paradas estén más próximas.

P: ¿Cuáles son las carencias, además de ese Centro Cívico, más importantes que sufre la zona?

R: Hay que distinguir por zonas porque Casablanca es un distrito muy amplio. Desde la zona de Casablanca antigua hasta Rosales del Canal. Respecto a la zona antigua es el Centro Cívico y con respecto a la parte nueva, en concreto Rosales del Canal y Arco Sur que está ahora comenzando la mayor carencia son las infraestructuras en el transporte y al mismo tiempo espacios lúdicos articulados para que pueda haber distracción de las personas.

P: ¿Cómo valoraría el trato dado por parte del Ayuntamiento de Zaragoza a los distintos distritos de Zaragoza, en este caso a la zona de Casablanca?

R: Nulo. No se ha concedido nada, ya digo que pedí el año pasado un conjunto de obras, no se ha hecho ninguna y con respecto a los presupuestos de Casablanca son ridículos y no valen prácticamente para nada. Además, se puede decir claramente que la ayuda del Gobierno Central del Ayuntamiento es cero.

P: ¿Cuáles son las demandas y las críticas que el PP tiene respecto a la gestión de esta legislatura?

R: La crítica fundamental es que en estos momentos el proyecto que tiene el alcalde Belloch se ha demostrado que ha fracasado y que está alejado de la realidad porque conduce a Zaragoza al desastre económico. La propuesta de mayor recalificación del suelo para hacer una operación especulativa está fuera de tiempo y de contexto, lo que pone de manifiesto el grado en que el alcalde ha perdido contacto con la realidad. Por lo tanto, lo que hace falta es un cambio de rumbo, olvidarnos de esos grandes proyectos faraónicos de ampliación de la ciudad y concentrarnos en la ciudad consolidada y en la mejora de la calidad de los servicios. Durante todo el tiempo que lleva el actual alcalde, los servicios básicos se ha deteriorado y hay peor calidad de vida que hace 5 ó 6 años. Con respecto a la movibilidad, no solamente no se ha avanzado, sino que se ha retrocedido sustancialmente, el proyecto del tranvía es un proyecto desastroso para la ciudad y que además hipoteca el futuro.

P: Le voy a decir cuatro nombres: José Atarés, Eloy Suárez, Dolores Serrat y Antonio Suárez. ¿Ve alguno como alcalde de Zaragoza tras las próximas elecciones?

R: Yo veo a todos y no veo a ninguno porque eso tiene que decidirlo el Comité Ejecutivo del partido y mientras no lo decidan, las filtraciones no están basadas en ningún dato firme. Lo que si puedo decir es una cosa, que con cualquiera de los candidatos estamos convencidos de que vamos a ganar al alcalde Belloch.

P: ¿En qué punto está la selección del candidato para la alcaldía de la capital aragonesa?

R: Esperando a que se reúna el Comité Ejecutivo de Madrid que es el encargado para ello.

P: Su partido presentó el martes en el Congreso una propuesta para que todos los gobiernos autonómicos puedas, si así lo consideran, privatizar las televisiones autonómicas. ¿Cuál es la visión del PP en Aragón de cara a la televisión autonómica en la Comunidad?

R: Presentó ciertamente y nos parece muy interesante. En cuestión aragonesa el PP opina que el funcionamiento y la estructura de la televisión aragonesa son básicamente correctos, hay que ajustar ciertas cosas e intentar una administración más austera con mayor pluralidad. Pero dentro del modelo nos parece que es valido y no es necesario cambiar de modelo en Aragón.

P: Pasemos a hablar sobre el debate del estado de la ciudad. La primera sesión siguió el guió previsto, el alcalde dirigió su discurso hacía futuros proyectos como el de Las Fuentes y el PP centró sus intervenciones en la precaria situación de deuda del ayuntamiento. Podría hablarse de ilusión frente a realidad. ¿Con cuál se queda?

R: Aquí no hay punto medio. El alcalde está fuera de la realidad. El alcalde lo que intentó en el debate con esa propuesta absurda fue intentar desviar la atención hacia los verdaderos problemas del Ayuntamiento y hacia su falta de contacto con la realidad. Lo que pasa es que fue tan burdo que se le vino venir. El alcalde saca en todos los debates algo para distraer, hace un par de años sacó el metro y ha desaparecido, y esto desaparecerá dentro de cuatro días. Por lo tanto, el PP quiere ver la realidad por triste que sea porque la única forma de cambiar la realidad es reconociéndola y el alcalde es incapaz de hacerlo porque desde que terminó la Expo vive en un mundo de fantasía y no quiere nada más que otra Expo.

P: ¿Con qué deben quedarse los ciudadanos con "una ciudad que ha sabido resisteir los zarpazos de la crisis" como dijo el alcalde o con otra que "está en ruina" como dijo la portavoz popular, Dolores Serrat?

R: Es falso lo que dijo el alcalde, la ciudad no ha resistido mejor que otras, sino que ha resistido peor. Además, eso lo dice el Instituto Nacional de Estadística (INE). La caída del PIB en Zaragoza y Aragón ha sido la mayor de todas las Comunidades Autónomas, me parece que es 4,4 según el INE. Es decir, de todas las CCAA la que peor ha resistido la crisis ha sido Aragón. Por eso lo que dice el alcalde es pura fantasía como también lo que dice de que la Expo ha transformado la ciudad, eso no es cierto, la Expo no ha transformado nada más que las riveras porque la estructura de la ciudad sigue siendo igual que antes. Hasta el punto que comparando la aportación de Zaragoza en cuanto a PIB a la aportación nacional, en 2003 con el PP y en esta legislatura, en estos momentos está ligeramente por debajo. Si eso no es fracaso, que baje Dios y lo vea.

P: No es menos cierto que tras la jornada del miércoles, el debate se cerró sin ninguna iniciativa para salir del problema económico municipal. ¿El hecho de que las elecciones estén a la vuelta de la esquina ha provocado un poco la situación de que nadie quiera arrimar el hombro?

R: Es que el concepto de arrimar el hombro, el que tiene que gobernar es el que está en el poder. La oposición lo que tiene que hacer es criticar, controlar y decir por donde ir. Lo que se ha puesto de manifiesto es que salvo el PP, los demás grupos desean que el alcalde siga siendo Belloch, lo que pasa es que quieren que pacte con ellos. Con lo cual hay un frente divido en dos partes: los grupos que están entorno al alcalde, que son todos, y el PP. Ahora cabe la posibilidad de que los presupuestos se pacten con CHA, el año pasado con IU, con el PAR permanentemente. Todos esos grupos están revoloteando entorno al alcalde e intentan salvar al alcalde. Por eso está poniendo a la ciudad en una tesitura que es muy clarificadora: la ciudad se va a enfrentar dentro de 6 meses a una elección, los que quieren que el alcalde siga siendo Belloch y para eso pueden votar a cuatro partidos o los que quieren que el alcalde sea distinto a Belloch.

P: Otro punto a destacar fue la petición de reprobación de Belloch que fue rechazada y duramente criticada por el resto de grupos. ¿Por qué se pedía esta reprobación?

R: El PP propuso una reprobación y lógicamente al alcalde le salvaron todos esos partidos y grupos. Se pedía por cinco causas. Primero, por el desastre económico en el que se encuentra la ciudad y además, una cuestión todavía más preocupante, la deriva de los presupuestos en estos años pasados y se confirmo en el último año es que cada vez hay más gasto corriente y menos inversión. Segundo, por la política de movilidad que es un fracaso clamoroso y que ya por si mismo sería una razón de reprobación. Tercero, por el fracaso en la política de acción social, el alcalde se cansa de decir que ha aumentado el presupuesto un 25%, pero no es cierto porque los aumentan de forma nominal pero no real porque luego no gastan ese presupuesto. Ahora mismo de los 44 millones del área de acción social, están sin gastar 16. Por último, hay un asunto nada desdeñable que es la falta de talante democrático del alcalde que hurta permanentemente información a los miembros de la oposición y se niega a cumplir las mociones que pierde en el Pleno. Esta falta de talante es muy antigua porque ya en el primer año impidió información correcta a los grupos de la oposición. Esa tónica ha seguido en los últimos meses y es que se jacta en público de no cumplir lo que no le apetezca. Se pueden resumir en una: el alcalde ha fracasado como alcalde y lo mejor es que cuanto antes deje de ser alcalde.

P: ¿Cuál es el objetivo que busca el PP en las elecciones próximas?

R: Nuestro objetivo es gobernar en mayoría para no tener que depender de nadie y poder solamente depender de los intereses generales de la ciudad y de Aragón. Es decir, la voluntad del PP es que hace falta un cambio radical de política pensando en los intereses de los zaragozanos y aragoneses, no en el interés de los partidos.

P: ¿Cuáles son esos proyectos si el PP llegase a gobernar?

R: En el Ayuntamiento de Zaragoza hace falta cambiar el modelo de gobernar la ciudad, olvidarnos de los grandes proyectos y centrarnos en dos cosas: en mejorar la ciudad consolidada y en mejorar la calidad de los servicios, además, de la acción social. En materia de Aragón fundamentalmente habría que hacer tres cosas: reajustar la organización autonómica, disminuir el número de sociedades y el número de consejerías, y plantear una política industrial con investigación y desarrollo para que Aragón sea líder en materia de competitividad.

P: ¿Cómo afronta Modesto Lobón las elecciones municipales de 2011?

R: Con mucha ilusión porque pensamos que es un momento donde puede haber un cambio a mejor para todos los aragoneses.

P: ¿Ha quedado satisfecho con su gestión durante estos años?

R: Por desgracia se ha hecho todo lo que se ha podido, pero se ha hecho tan poco que eso te da una frustración.

P: Algún mensaje de cara a los ciudadanos.

R: Que piensen bien en las próximas elecciones que puede haber un cambio importante en Aragón. Que piensen que tanto en Aragón como en Zaragoza se está necesitado de un cambio mayor y ese cambio sólo esta en manos del PP.

--
Aragón Liberal

Periódico digital de información y Opinión